cabecera-quienes-somos

Historia de

Historia de

una pasión

una pasión

linea-blancalinea-blanca

Descubre los comienzos de
este bonito proyecto en familia
sentados en torno a una mesa

Descubre los comienzos de
este bonito proyecto en familia
sentados en torno a una mesa

foto-quienes-somos

Historia de

una pasión

linea-blanca

Descubre los comienzos de
este bonito proyecto en familia
sentados en torno a una mesa

Un buen día…

linea-gris

…mi padre se estaba comiendo algo, no recuerdo qué, pero algo delicioso que mi madre había cocinado. Y al probarlo exclamó:

«¡La ostia divina, que bueno está esto!»

Inmediatamente supe que no había nada tan suyo ni tan nuestro como lo que representaba aquella expresión.

Con suyo me refiero, de mi padre, que ha sido un emprendedor nato toda su vida, y además me atrevo a decir que con mucho éxito.

Como decía, esa expresión es tan nuestra, porque nos hace reír siempre que la escuchamos y es muy murciana, es divertida y también tiene algo esencial que expresa de verdad “eso”. ¿Y qué es “eso”? Pues ESO, es algo tan indescriptible como la sensación que te produce el comer algo tan sumamente delicioso que te proporciona tal placer que no puedes ni describir.

Entonces pensamos, a nosotros nos gusta tantísimo comer y hacemos una comida tan rica, que era una pena no compartirlo con el resto del mundo.

Así nació el proyecto La Ostia Divina.

Y con nuestros productos tradicionales y nuestras elaboraciones totalmente caseras, la cosa fue tomando consistencia. Porque efectivamente nuestros platos son tan naturales como si tú mismo los hicieras en tu cocina. Ahorrando tiempo y dinero en comprar, y sin manchar nada. Platos listos para disfrutar en casa. Más cómodo imposible. De esta forma tienes más tiempo para hacer las cosas que de verdad te gustan.

Pero oye, que si lo que te gusta es cocinar, también encontrarás productos frescos para que les des tu toque maestro y prepares unas delicias tan suculentas para que cuando los tuyos, prueben tus recetas, puedan decir:
«¡La ostia divina que bueno está esto!»

Un buen día…

linea-gris

…mi padre se estaba comiendo algo, no recuerdo qué, pero algo delicioso que mi madre había cocinado. Y al probarlo exclamó:

«¡La ostia divina, que bueno está esto!»

Inmediatamente supe que no había nada tan suyo ni tan nuestro como lo que representaba aquella expresión.

Con suyo me refiero, de mi padre, que ha sido un emprendedor nato toda su vida, y además me atrevo a decir que con mucho éxito.

Como decía, esa expresión es tan nuestra, porque nos hace reír siempre que la escuchamos y es muy murciana, es divertida y también tiene algo esencial que expresa de verdad “eso”. ¿Y qué es “eso”? Pues ESO, es algo tan indescriptible como la sensación que te produce el comer algo tan sumamente delicioso que te proporciona tal placer que no puedes ni describir.

Entonces pensamos, a nosotros nos gusta tantísimo comer y hacemos una comida tan rica, que era una pena no compartirlo con el resto del mundo.

Así nació el proyecto La Ostia Divina.

Y con nuestros productos tradicionales y nuestras elaboraciones totalmente caseras, la cosa fue tomando consistencia. Porque efectivamente nuestros platos son tan naturales como si tú mismo los hicieras en tu cocina. Ahorrando tiempo y dinero en comprar, y sin manchar nada. Platos listos para disfrutar en casa. Más cómodo imposible. De esta forma tienes más tiempo para hacer las cosas que de verdad te gustan.

Pero oye, que si lo que te gusta es cocinar, también encontrarás productos frescos para que les des tu toque maestro y prepares unas delicias tan suculentas para que cuando los tuyos, prueben tus recetas, puedan decir:
«¡La ostia divina que bueno está esto!»

corazon-quienes-somos

Y esta es mi familia,
la familia de La Ostia Divina

Mi padre no es el único emprendedor, sus dos hermanos lo han acompañado siempre, estilo los tres mosqueteros.

Mi madre, mi hermana, mis ti@s, mis prim@s, todos hemos puesto un granito de arena para poder decir hoy que nuestro negocio local por fin estará online.

Hay otra parte del equipo que no es familia, pero como si lo fuera. Todo el personal de nuestra pequeña empresa hace posible que sigamos progresando y podamos reinventarnos para hoy tener presencia en el gran universo que es internet.

corazon-quienes-somos

Y esta es mi familia,
la familia de La Ostia Divina

Mi padre no es el único emprendedor, sus dos hermanos lo han acompañado siempre, estilo los tres mosqueteros.

Mi madre, mi hermana, mis ti@s, mis prim@s, todos hemos puesto un granito de arena para poder decir hoy que nuestro negocio local por fin estará online.

Hay otra parte del equipo que no es familia, pero como si lo fuera. Todo el personal de nuestra pequeña empresa hace posible que sigamos progresando y podamos reinventarnos para hoy tener presencia en el gran universo que es internet.